Gsuite for Education

#ESP18. Academia de Innovadores en Google Madrid

Han habido muchos momentos en los que he participado en los últimos años de los que me llevado aprendizajes, sensaciones y, sobre todo, haber conocido a estupendos docentes. Son ocasiones que disfruto mucho y que, siempre, han cumplido con creces mis expectativas, tanto desde el punto de vista profesional, como del personal.

Lo mismo me ha ocurrido durante los pasados 3, 4 y 5 de octubre en la Academia de Innovadores de Google Madrid, a la que he tenido la gran suerte de formar parte junto con otros 35 docentes seleccionados para la ocasión. Corría el mes de julio de 2017 cuando comencé un reto profesional: la certificación de educador de Google nivel 1 y 2. En ambos casos, supuso una inversión de tiempo y esfuerzo que hizo posible que superara ambos exámenes. Y me pregunté: ¿y por qué no intentarlo con el Trainer? Así que me puse manos a ello y logré también conseguirlo.

Desde la perspectiva que nos da el paso del tiempo, recomiendo a aquellos docentes que quieran, por un lado, mejorar sus competencias digitales docentes y, por otro, aprender el uso y manejo del entorno Gsuite for Education en sus clases que se preparen para dichas certificaciones ya que te ayudan adquirir unas destrezas que, sin duda, van a enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje de tu alumnado.

Decidí enviar la solicitud para la Academia de Innovadores en el grupo de Madrid 2018 teniendo la gran suerte de ser seleccionado. Formar parte de esta experiencia me ha aportado mucho. Me ha encantado trabajar con mi grupo, los “innovARTors” con Manel Trenchs i Mola como coach, Jaume Feliu, Christian Negre, Elena VercherMaría Fernández Cantelli y Borja González. Lo más destacado ha sido poder desarrollar constantemente un trabajo colaborativo con mis compañeros. Bien es cierto que, a pesar de ser un proyecto individual, todos nos hemos enriquecido mucho de las propuestas e ideas que han surgido a lo largo de dos días y medio. Todo ello no solo se ha llevado a cabo a nivel de grupo, sino que además hemos trabajado dinámicas grupales (energizers) que nos han despertado tras el almuerzo o darnos la posibilidad de darnos a conocer mejor, fomentando nuestras relaciones. En todo momento, he respirado un ambiente de trabajo, profesionalidad, cercanía y, sobre todo, generosidad entre todos docentes participantes.

La propuesta de trabajo se llevó a cabo siguiendo el enfoque de design thinking en la que teníamos que ir dando forma a nuestras propuestas. Ello nos sirvió para preguntarnos si es era o no viable, si realmente lo veíamos posible o si únicamente debíamos modificar algo de la idea principal. Cada sección o paso a lo largo del círculo que conformaba el design thinking fue cuidadosa y magníficamente llevada a cabo por Sabrina Espasandín y acompañada por Les Macbeth. Para completar nuestros diseños, nos fueron dando pautas de trabajo con las que, poco a poco, íbamos visualizando nuestro proyecto final. Como conclusión, dos dinámicas que me gustaron mucho fueron la de coevaluar los proyectos del mismo grupo y la coevaluación entre todos, situándonos en dos filas enfrentadas cara a cara para,en un minuto, explicar nuestra propuesta.

Todo concluyó con la grabación de cada grupo de un pitch o vídeo comercial de un minuto en el que teníamos que “vender” nuestro proyecto (aquí puedes ver el mío). Me gustó también cómo Sabrina introdujo la importancia de la modulación y velocidad de la voz (sus altos y bajos) con la finalidad de resultar convincente y persuasivo; algo que trabajo en mis clases con mi alumnado.

También tuvimos la ocasión de contar con la visita de algunos Googlers (trabajadores de Google) quienes nos acercaron un poco su día a día en la empresa, sus responsabilidades y alguna que otra anécdota. Sobre todo destaco a Javier Martínez quien no solo trasladó el espíritu Google durante su intervención, sino que además fue muy cercano tanto personalmente como en las preguntas que le hacíamos. En estos pequeños momentos para compartir experiencias (Sparks), también tuvimos como protagonistas por un lado, a David Calle, quien se acercó a contarnos su experiencia, como a los propios compañeros y compañeras de la Academia quienes compartieron sus experiencias, propuestas, herramientas e incluso alguna que otra receta. Sencillamente, estuvisteis magníficos.

Y llegó nuestra graduación como fin de nuestro paso por la Academia. Cada grupo fue acercándose a recoger individualmente su certificado de Educador Innovador Certificado por Google. Un momento fantástico que supuso el inicio de un año en el que trabajaremos para hacer realidad una idea que tomó forma junto a un grupo fantástico que ha formado #ESP18.

Finalmente, quisiera agradecer a todo el equipo de Gonzalo Romero por atendernos tan estupendamente y hacernos sentir parte de Google por unos días. También al equipo de Pedro Díez de ieducando por la fantástica organización tanto a lo largo de los meses previos como de la propia Academia en sí y hacer entre todos unos de esos momentos de los que me he llevado mucho aprendido y mucho conocido.

¡Hasta pronto, innovators!