ABPFormación y ponencias

ABP en el Colegio La Natividad de Madrid.

El pasado mes de julio tuve la oportunidad de llevar a cabo la formación de los Equipos Directivos de la Congregación Hijas del Patrocinio de María en Cájar, Granada. Durante las distintas sesiones, pude comprobar un interés in crescendo por enriquecer las dinámicas y propuestas didácticas de aula hacia las metodologías activas. Fue entonces cuando Silvia Valverde, Directora Titular y Ricardo Castro, Director Académico del Colegio La Natividad de Madrid me propusieron llevar a cabo una formación en ABP en su centro. Su objetivo no era otro que el de ofrecer a su profesorado una herramienta de aprendizaje con la que  pudiesen alinear tanto los contenidos curriculares como el desarrollo de las competencias clave por parte de su alumnado. Por mi parte, acepté encantado la propuesta que, finalmente, se fijó en el pasado fin de semana.

Comenzamos con algunas dinámicas en las que el profesorado pudiese reflexionar tanto pedagógica como metodológicamente, con el propósito de autoevaluarse y conocer en qué punto estaban. En este sentido, trabajamos sobre el marco teórico de las metodologías activas siendo necesaria una contextualización socioeducativa para asimilar no tanto el cómo, sino el porqué de la implantación o desarrollo del ABP por parte de los compañeros asistentes a la formación. Como consecuencia de esto, cada grupo de profesores analizó qué les ofrecen los libros de texto como herramienta de aprendizaje y en qué medida trasladan a los docentes procesos de aprendizaje en los que las competencias clave van asociados. Ambas dinámicas favorecieron mucho la reflexión entre los compañeros quienes advirtieron que, a pesar de ser un recurso recurrido, tendemos a quedarnos con el contenido, obviando el enfoque activo que algunos manuales proponían. A partir de aquí, se dedujo que a pesar de que algunos libros de texto de diferentes materias y etapas sí que proponían actividades para el trabajo de procesos cognitivos superiores, se priorizaba generalmente el aspecto conceptual.

Por lo tanto, las competencias clave (el tener competencia o ser competente) transciende a los contenidos. He tenido la satisfacción de poder escuchar a docentes que tienen y sienten la motivación de dar un paso adelante para ofrecer a sus alumnos experiencias de aprendizajes memorables. En este mismo sentido, la transición hacia una metodología activa conlleva paralelamente un proceso de “desaprendizaje” para volver a armarte de recursos, herramientas y metodologías con las que construiremos un nuevo enfoque, una nueva apuesta, un nuevo docente. Sin embargo, ese paso hacia adelante conlleva miedos porque salir de un espacio o entorno que se controla no es siempre fácil. ¿Es el ABP compatible con otras metodologías? ¿Es el ABP algo que debe hacer todo el mundo? ¿Es el ABP compatible con las pruebas externas? Le hemos dedicado reflexiones de este tipo en relación a los exámenes, las pruebas externas, a determinados contenidos…etc. El ABP es una herramienta más de aprendizaje que escala en las habilidades cognitivas de orden superior (HOTS de Bloom) para transformar contenidos en auténticas creaciones de aprendizaje. Nuestros estudiantes aprenden lo que viven, aprenden lo que comparten y aprenden lo que crean. Esta perspectiva es determinante para entender la esencia del Aprendizaje Basado en Proyectos.

Y llegó el momento de llevar a cabo nuestras propuestas. Los equipos trabajaron el diseño del canvas ABP partiendo desde el producto final que en algunos casos fue analógico y en otros casos digital. Me encantó poder observar cómo el trabajo colaborativo provoca no solo la socialización hacia un objetivo común, sino además el desarrollo de las cuatro Cs que tanto persigo en clase con mis alumnos: colaboración, comunicación, creatividad y espíritu crítico. La tarde del sábado la dedicamos a abordar el diseño de los distintos ABP tomando como referencia los verbos de acción de la taxonomía de Bloom, los objetivos de cada materia y los estándares de aprendizaje evaluables relacionados. Posteriormente, cada grupo fue concretando qué competencias clave estarían presentes en su propuesta y de qué manera se llevaría a cabo a lo largo de las actividades programadas en las tareas. Finalmente, diseñamos tanto el elemento motivador como las preguntas guía tras la elaboración del canvas para poder presentar nuestro recorrido de aprendizaje de un modo motivador y retador a nuestros alumnos.

Finalmente, la mañana del domingo la dedicamos a conocer herramientas TIC y apps web para la selección, guardado, creación y difusión de los productos finales. Herramientas como Feedly, Pocket, Blogger, Genially, Piktochart, Spreaker o Edpuzzle tuvieron un hueco durante la mañana, junto con el estupendo banco de Recursos Educativos Abiertos que ofrece el Proyecto EDIA. Después, pasamos a saber utilizar paso a paso los formularios de Google para la realización de evaluación formativa y ser compartidos con nuestros estudiantes, además de conocer cómo obtener esos datos y saber interpretarlos. Finalmente, la rúbrica como una herramienta de evaluación del ABP de la mano de CoRubrics; estupendo complemento de las hojas de cálculo de Google que nos facilita enormemente la evaluación y recogida de datos tras la presentación de los productos finales del ABP propuesto durante la formación.

Tras despedirnos, el taxista me esperaba en la puerta para acercarme a la estación. “Me ha extrañado mucho cuando me han avisado desde la centralita. Les he dicho: ¿Un colegio abierto en domingo?” Le he respondido que no solo ocurre en el centro donde me ha recogido. Ocurre en muchos otros, en varios puntos del país, quedadas, congresos, seminarios, simposios… a los que los profesores nos desplazamos en fin de semana para seguir creciendo, seguir enriqueciéndonos.

En definitiva, un fin de semana intenso con mucho compartido y que queda por compartir. Un estupendo grupo de profesores tanto del Colegio La Natividad como de Patrocino de María de Madrid quienes han invertido y dedicado un fin semana para seguir construyendo aprendizajes. Espero ser testigo de vuestros avances. Muchísimas gracias a todos y a todas.

Hasta pronto.