Formación y ponencias

Seminario de formación en Roma

Hace unas semanas recibí una invitación por parte de la Conserjería de Educación en Roma para impartir un seminario de metodologías activas con el profesorado de las distintas secciones bilingües que trabajan en Italia. Concretamente, fue Sagrario Bay, asesora técnica docente de la Conserjería,  quien muy amablemente se puso en contacto conmigo para proponerme participar en dicha sesión que tuvo lugar en el Liceo Cervantes en Roma el pasado 26 de octubre. Junto a Miguel Ángel Pereira (gracias por contar conmigo para ello) comenzamos el diseño de los talleres de trabajo que tenían como propósito acercarles tanto el Aprendizaje Basado en Proyectos como el enfoque Flipped Learning.

Powered by emaze

Al comienzo de la mañana y tras las oportunas presentaciones, comenzamos el seminario realizando una actividad para conocernos y reflexionar sobre cuál es nuestro perfil docente, qué nos define y, por otra parte, expusimos qué destrezas, habilidades y conocimientos perseguíamos para nuestro alumnado. En este sentido, los grupos que se crearon trabajaron dichas dinámicas siguiendo algunas técnicas de aprendizaje cooperativo (1, 2, 4; folio giratorio o puente 3, 2, 1) con las que se fomentase el diálogo y la colaboración para compartir con el grupo de clase sus impresiones u opiniones. Tras exponer tanto las bases como evidencias de aula del ABP como del Flipped Learning, dio lugar a una reflexión grupal sobre cómo ambas propuestas metodológicas podrían concretarse en el contexto educativo de la secciones bilingües en Italia, en donde las pruebas externas o la exigencia de cumplir un currículo podían ser un impedimento para llevarlas a cabo. Expusimos ejemplos de profesorado en España que lo llevaban a cabo exitosamente en distintos niveles educativos y que podían servirles de referencia para poder desarrollarlos. La programación, la evaluación y una correcta aplicación son esenciales para llevarlas a la práctica adecuadamente, al igual que con cualquier otra propuesta de aprendizaje.

Tras el descanso, el profesorado tanto de Lengua como de Geografía e Historia se dividió para asistir a los distintos talleres. Por un lado, Miguel Ángel trabajó el ABP y por otro lado, me encargué del taller del Flipped Learning en donde conocimos un poco más en qué consiste el aprendizaje inverso, en qué se basa, qué debemos tener en cuenta y qué herramientas debemos conocer para dar nuestros primeros pasos al respecto. Tras mostrar los distintos tipos de vídeos, acercarles la preproducción, producción y posproducción de los mismos, les presenté la herramienta Edpuzzle  con la que nuestro alumnado pasaba de ver vídeos a trabajar con ellos. Tanto el profesorado de Lengua como de Geografía e Historia, mostraron en general un gran interés por ello conociendo los distintos tipos de edición, variedad de preguntas adecuadas que debemos formular, la creación de clases o el modo de visión del profesor tras el trabajo del alumnado.

Al acabar los respectivos talleres, volvimos al espacio común en donde cada grupo trabajó el diseño de un proyecto partiendo de un canvas ABP. Al principio, se pusieron de acuerdo sobre qué producto final iban a pedir a su alumnado, qué contenidos iban a trabajar, qué tareas iban a desarrollar, agrupamientos y evaluación. Tomando como referencia los verbos de la taxonomía de Bloom, fueron “escalando” en el diseño de actividades, desde el recordar hasta la creación de un producto que partía de los propios conocimientos del alumnado. A lo largo de todo ese proceso, las competencias clave asociadas iban añadiéndose en función de lo que el profesorado pidiese en cada una de las tareas. Fue todo un placer escuchar las propuestas de proyectos que cada grupo expuso, teniendo en cuenta el poco tiempo del que dispusieron pero que no fue obstáculo en absoluto para aportar magníficos diseños. Comparto el siguiente recurso con algunas de las herramientas propuestas a los asistentes:

Sin duda alguna, ha sido fantástico participar en esta estupenda experiencia que me ha permitido conocer no solo un contexto educativo distinto, sino también a un grupo de docentes magnífico que han trabajado y participado activamente a lo largo de la jornada. Espero que os hayamos inspirado de alguna forma y que las propuestas de proyectos que creasteis puedan ser trasladadas a vuestras aulas.

Finalmente, me gustaría agradecer a Maria Luisa Soriano Martín (Consejera de Educación en Italia), Carmen Rojas Gordillo y Sagrario Bay Santana (Asesoras Técnicas Docentes de la Conserjería) por la estupenda organización, cercanía y amabilidad mostradas en todo momento, haciéndolo extensible a todo su equipo. Y como no, a Miguel Ángel Pereira con quien ha sido todo un lujo tenerlo como compañero de viaje y trabajo, a quien también he de agradecer que he podido conocer Roma mucho mejor. “Roma vincit”.