ABPFlipped ClassroomProyectos de aula

Y hemos llegado al final.

Ha sido un final de curso frenéTICo y no he podido escribir mi reflexión de final de curso antes. El flujo de trabajo ha disminuido y ahora toca sentarse para valorar qué ha sido del curso que acabamos de finalizar. Ahora es momento merecido para todos disfrutar de la familia y amigos, desconectar para volver a conectarnos.

Este curso he vuelto a impartir las materias de Lengua Inglesa en 1ESO, Lengua Castellana y su Literatura en 2ESO y 3ESO y, finalmente, Lengua Inglesa y Latín en 4ESO. Un año más, hemos apostado por las metodologías activas como herramienta de aprendizaje en todas mis materias. Desde que comencé mi experiencia usando dichos enfoques, he podido comprobar que mis alumnos no solo adquieren contenidos, sino que se transforman en conocimientos y aprendizajes significativos, gracias a su papel activo en el aula y la posibilidad de poder exprimir la hora de clase al máximo, gracias al flipped learning. El diseño de tareas o actividades es mucho más objetivo para mis grupos, teniendo en cuenta que la tecnología nos aporta datos previos del estado de conocimiento sobre un tema determinado por parte de los estudiantes. Herramientas educativas que generan datos que deben ser interpretados por el profesor para tomar medidas tanto didácticas como de contenidos.

Un curso más, hemos realizado varios proyectos que han tenido la finalidad de acercar los contenidos a la realidad de los alumnos. El desarrollo de tareas y actividades significativas en el aula se han reforzado y adquirido mayor dinamismo gracias a las distintas estrategias de aprendizaje cooperativo. Y creo que es ahí donde reside uno de los pilares más importantes cuando se trabajan metodologías activas. Los agrupamientos, asignación de roles y dinámicas son los tres puntos de un triángulo en cuyo centro se encuentra el aprendizaje de los estudiantes. He podido observar que la interacción entre iguales, la aclaración de dudas o refuerzo de lo aprendido surge de un modo natural al aplicar la estrategia adecuada.

Otro aspecto que me parece muy destacable es el relacionado a los beneficios del modelo flipped learning en el desarrollo de los proyectos. Un año más he podido apreciar que mis alumnos agradecen poner tener a su disposición los contenidos en cualquier momento y lugar. Han sido escasos los estudiantes que no han tenido acceso a los vídeos. No obstante, al haber sido informado previamente han podido trabajarlos con dinámicas cooperativas partiendo de recursos como infografías, libro de texto o ejercicios, además de contar con mi orientación a lo largo del proceso.

Finalmente, me gustaría compartir que en los cursos nuevos ha sido más lento el proceso de trabajar por proyectos. Mucho ha tenido que ver el perfil de alumnado “individualista”, heredado de una etapa en la que el trabajo colaborativo y la transformación de contenidos en creaciones no tenía mucha presencia ni relevancia en el proceso de enseñanza-aprendizaje. A ello podemos sumar la escasa competencia digital de los estudiantes de los cursos inferiores, con quienes he tenido sesiones o píldoras de formación de diverso tipo: de conexión, privacidad de cuentas, gestión del correo o uso de las apps de Google Drive. Poco a poco y con su esfuerzo y dedicación, han podido aprender a usar otros recursos de creación con los que se motivan, inspiran y comparten.

Y durante el camino ha habido mucho diálogo, ánimo y motivación hacia mis alumnos. Han habido dificultades que han mejorado a lo largo del año, como por ejemplo: la puntualidad en la entrega de tareas, el sentido de corresponsabilidad del grupo y de cada uno de sus miembros (se ha trabajado individualmente este aspecto), ser más generoso y solidario con los compañeros ante la dificultad o valorar enormemente el trabajo diario a pie de aula (la evaluación formativa, en concreto). En líneas generales, siento y creo que mis alumnos han aprendido desde su trabajo y constancia dando los frutos que, como docente, esperaba: olvidar que deben aprobar, para centrarse en el aprender.

Como conclusión final, comparto contigo el resultado de la evaluación docente que mis alumnos de la ESO han realizado, dejando sus opiniones, sugerencias…etc. Además, en la presentación adjunta podrás conocer un poco más cerca nuestros proyectos, aprendizajes y creaciones. Espero que te guste.

Feliz descanso.